A Charlyne Le Importa

Clave para la Restauración de tu matrimonio - Obediencia (Oraciones efectivas Parte IX)

"Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de Verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros." Juan 14:15-17

¿Cuál es una clave fundamental para la restauración de tu matrimonio? La respuesta es la obediencia. Tu obediencia al escuchar y obedecer la voz del Espíritu Santo con instrucciones para tu vida diaria. Creo con todo mi corazón, que si tú buscas al Señor para que te muestre Su plan y propósito para tu vida y tu matrimonio, el Señor te hablará, mostrándote Su voluntad y Su camino. Este es un paso vital para que puedas tener la seguridad de que estás en buen camino siguiendo al Señor Jesucristo para tener la restauración de tu matrimonio.

“El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre. El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. Os he dicho estas cosas estando con vosotros. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. La paz os dejo; mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo." Juan 14:21, 23-27

¿Sabes cual es una de las oraciones más importantes que tú puedes orar por tu cónyuge distinto aparte de la del arrepentimiento? ¡Es para que obedezcan a Dios! ¡Esto hará que tu esposo pase de escuchar al Señor diciéndole, una y otra vez, que salga de su situación, a hacerlo! Si hiciéramos un estudio de la frecuencia con que el Señor habla a tu cónyuge para que vuelva a casa, casi garantizado, les han dicho más veces de las que pueden contar que salgan de su situación actual. Tu esposo o esposa debe obedecer sin buscar razonar sus circunstancias. Deben arrepentirse, volviendo su vida al Señor y pidiéndole a Él Su ayuda e instrucciones para escapar de donde están. Entonces Dios les seguirá hablando en el camino de la restauración matrimonial de vuelta a ti, su cónyuge fiel, paciente y amado.

Ahora puedes agregar otra palabra a la lista de oración, obediencia de tu cónyuge. La desobediencia de ellos está bloqueando su regreso al Señor y al hogar junto a ti. Bob me dijo después que volvió a casa (un par de años más tarde) cuántas veces el Señor le dijo que dejara de hacer lo que estaba haciendo. ¡Dios siguió llamando por nombre a Bob para que regresara al Señor y volviera a casa! Dios no se da por vencido y fue persistente. Mi oración por ti es para que seas consistente en tu oración.

“En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esa es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” 1ª. Juan 5:2-5

Puede ser que te molestes con tu cónyuge cuando leas estas palabras, porque sabes que él está retrasando la sanidad y la restauración de tu matrimonio. No olvides que ellos han sido cegados y engañados por el enemigo. ¿Puedo hacerte una pregunta? ¿Has sido obediente a lo que el Señor ha estado hablando a su corazón? ¿Cuántas veces has sido desobediente y has ignorado el susurro o incluso la amonestación que el Señor habla a tu corazón para que hagas cosas específicas para Su Reino? Si tienes una vida de oración dedicada al Señor, Él responde las oraciones. ¿Estás obedeciendo, amando, alabando y adorando al Señor diariamente?

“Jehová está lejos de los impíos; pero él oye la oración de los justos.” Proverbios 15:29

Tú y yo debemos tener cuidado de no juzgar a otros, a menos que examinemos nuestros corazones para asegurarnos que estamos siendo obedientes a nuestro Señor Jesús diariamente y en todos los ámbitos de nuestras vidas. Sí, me refiero a todas las áreas de tu vida. ¿Cuánto tiempo puedes estar desobedeciendo a la voz de tu Señor e incluso no temer las consecuencias de tu desobediencia personal? ¡Tú puedes caminar en fe y victoria mientras atraviesas tus problemas matrimoniales con Dios como tu marido, tu Protector, tu Liberador, tu Refugio y tu Sanador!

Permítanme utilizar un ejemplo poderoso del Antiguo Testamento, 1ª. Samuel, capítulo 15. Dios dio instrucciones a Saúl para destruir a los amalecitas que había sido los primeros en oponerse a Dios y a la nación de Israel en el desierto. Ellos representaban el poder y la oposición del maligno hacia Dios, hacia el pueblo y la verdad de Dios. Saúl no obedeció totalmente las instrucciones y mandatos de Dios y permitió vivir a Agag y a lo mejor de las ovejas, el ganado y todo lo que era bueno. Saúl desobedeció y fue rebelde ante los claros mandatos de Dios porque él no se había entregado por completo para hacer la voluntad de Dios con todo su corazón.

“Y vino palabra de Jehová a Samuel, diciendo: Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche. 1ª Samuel 15:10-11

Tengo la convicción que el Espíritu Santo va a restaurar muchos matrimonios que están siendo bloqueados por desobediencia o rebelión para hacer ciertas cosas a la manera de Dios y no a tu manera. Debes ir al Señor en oración a preguntarle si hay cualquier desobediencia o rebelión contra tu Señor, en tu propio corazón. Pregúntale si Él te ha dicho que hagas algo y tú te has negado rotundamente o has olvidado obedecer las instrucciones del Señor.

Algunos ejemplos con que puedo ayudarte son: perdonar a un miembro de la familia, a tu cónyuge o a la otra persona, aunque ellos sigan lastimándote; perdónalos diariamente. Otro ejemplo es tener doble ánimo sobre permanecer firme y orando por tu esposo independientemente del tiempo. ¿Cuántas veces has cuestionado al Señor? ¿Cuántas veces ha seguido Él confirmándote Su promesa para ti? ¡Agradece al Señor por Sus promesas y mantente firme por la restauración de tu matrimonio! ¿Te ha pedido el Señor que hagas una tarea o algunos trabajos para alguien? ¿Estás jugando o viviendo en pecado pensando que el Señor no ve o no presta atención a lo que estás haciendo? Permíteme seguir contándote la historia en 1ª Samuel, lo que Dios dijo a Samuel sobre el rey Saúl.

“Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tu desechaste la palabra de Jehová, Él también te ha desechado para que no seas rey.” 1ª Samuel 15:22-23

La obediencia puede parecer tan simple, hasta que comenzamos a seguir las instrucciones de Dios. Tú y yo debemos orar diariamente por todos los pródigos, independientemente de su edad, para que sean obedientes a la voz, las instrucciones y susurros del Señor. Ruego que se sepas en tu corazón, independientemente de todo lo que oyes y ves en tu cónyuge, que el Espíritu Santo está interviniendo en tu beneficio y el suyo para sacarlos de su estilo de vida de pecado. Dios creó el matrimonio y Él odia el divorcio.

“Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. En casa, volvieron los discípulos a preguntarle de lo mismo, y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.” Marcos 10:7-12

El día de hoy, examina tu propio corazón y asegúrate de que estás siendo obediente a tu Señor, para que tus oraciones no sean bloqueadas u obstaculizadas por tu desobediencia. Obedecer a Dios es el primer paso en el camino para encontrar paz y gozo. ¡La obediencia es una clave fundamental para la restauración de matrimonios!

“Os pido encarecidamente que os améis los unos a los otros. Y en esto se conoce el amor, en que caminamos en obediencia a sus órdenes. Como habéis oído desde el principio, su mandamiento es que caminéis en amor". 2ª. Juan 5-6

Tarea: Busca escrituras adicionales: Éxodo 15:22-27; Deuteronomio 30; Josué 1:6-9; Jeremías 11:4; Salmo 119:1-11; 2ª. Corintios 5:7-10; Romanos 6:15-18; Romanos 13:1-2; Colosenses 3:22-24; Tito 3:1-2; 1ª Pedro 2:13-17; Mateo 5:17-20; Efesios 6:1-2 y Tesalonicenses 1:5-8.

Dios te bendiga,
Charlyne Steinkamp
Rejoice Marriage Ministries, Inc.
Post Office Box 10548
Pompano Beach, FL 33061 USA
http://rejoiceministries.org (Sitio web del Ministerio)
http://rejoiceministries.org/r.php?num=tizwl (Librería)
http://rejoiceministries.org/r.php?num=1qrwh (Radio 24/7)
http://rejoiceministries.org/r.php?num=z8hij (Apoyo)

Traducido por Dorita para Rejoice Marriage Ministries, Inc.

(Fecha del poste: 3 de Mayo de 2011)

Oraciones efectivas

Regreso a Página Principal (Inicio)
 Suscribirse vía lector
Bob Y Charlyne Steinkamp
Bob y Charlyne Steinkamp
Fundadores
Jesús Es la Respuesta Respuestas para algunas de las preguntas que nos hacen más frecuentemente A Charlyne Le Importa Firmes en la Fe Medios Digitales Material en Español
Sitio en inglés

Rejoice Marriage Ministries, Inc.
Post Office Box 10548
Pompano Beach, FL 33061

"--Para los hombres es imposible --aclaró Jesús, mirándolos fijamente--, pero no para Dios; de hecho, para Dios todo es posible." - Marcos 10:27


Sitio en inglés:

Sitio mantenido por los Steinkamps.
Servicios de hosting del sitio y apoyo técnico proporcionado por Netwalker Internet Services.
© 2014 Rejoice Marriage Ministries, Inc. Todos los derechos reservados.