A Charlyne Le Importa

El cumplimiento de sus votos

¿Recuerda los votos matrimoniales que realizó ante el Señor? Cuando hicimos esa promesa a nuestra pareja, Dios era nuestro testigo.

"Lo que salga de tus labios, cuidarás de cumplirlo, tal como voluntariamente has hecho voto al SEÑOR tu Dios, lo cual has prometido con tu boca." Deuteronomio 23:23

Muchos hoy en día no tienen cuidado de cumplir sus votos y justifican sus acciones diciendo que Dios comprende o que cometieron un error.

"Trampa es consagrar algo sin pensarlo y más tarde reconsiderar lo prometido." Proverbios 20:25 NVI; “Es peligroso que el hombre le prometa algo a Dios y que después reconsidere su promesa” Proverbios 20:25 DHH

Aunque, algunos no permanecen fieles a sus votos, aún esperan que Dios llegue a ellos.

"Pero ustedes aún hacen más: inundan de lágrimas el altar del Señor, y lloran con grandes lamentos porque el Señor y a no acepta con gusto sus ofrendas. ¿Y aún preguntan ustedes por qué? Pues porque el Señor es testigo de que tú has faltado a la promesa que le hiciste a la mujer con quien te casaste cuando eras joven. ¡Era tu compañera, y tú le prometiste fidelidad!" Malaquías 2:13-14

¿Si verdaderamente amamos a Dios, no cumpliendo nuestra palabra al Señor es lo justo que hay que hacer?

Cuando estaba haciendo mi lectura diaria de la Biblia, fui impactado por la historia de Jefté.

"Y Jefté le hizo un juramento solemne al Señor: "Si verdaderamente entregas a los amonitas en mis manos, quien salga primero de la puerta de mi casa a recibirme, cuando yo vuelva de haber vencido a los amonitas, será del Señor y lo ofreceré en *holocausto."" Jueces 11:30-31

El Señor le dio la victoria y lo que pasó después fue una sorpresa para mí. Cómo me había perdido esta historia en mi anterior estudio de la Biblia fue más allá de mí, pero yo sabía que Dios estaba tratando de mostrarme algo.

"Cuando Jefté volvió a su hogar en Mizpa, salió a recibirlo su hija, bailando al son de las panderetas. Ella era hija única, pues Jefté no tenía otros hijos. Cuando Jefté la vio, se rasgó las vestiduras y exclamó: ¡Ay, hija mía, me has destrozado por completo! ¡Eres la causa de mi desgracia! Le juré algo al Señor, y no puedo retractarme. Padre mío replicó ella, le has dado tu palabra al Señor. Haz conmigo conforme a tu juramento, ya que el Señor te ha vengado de tus enemigos, los amonitas. Pero concédeme está sola petición añadió. Ya que nunca me casaré, dame un plazo de dos meses para retirarme a las montañas y llorar allí con mis amigas… Cumplidos los dos meses volvió a su padre, y él hizo con ella conforme a su juramento. Ella era virgen. De allí se originó la costumbre israelita". Jueces 11:34-37, 39

Jefté cumplió su palabra. Qué difícil debe haber sido saber que tendría que cumplir su promesa al Señor y que le costaría su hija. Lo notable es la obediencia y la comprensión que su hija tenia; para honrar el voto que su padre hizo ante el Señor.

Después de leer estos pasajes, le pedí a Dios que me perdone por las veces que sólo quería dejar de fumar y también le di las gracias por permitirme cumplir mi palabra con él.

Como Jefté sacrifico a su hija para cumplir su promesa hecha al Señor, elijo a mí mismo el sacrificio en un sentido, mantener mis votos matrimoniales a él. Me puse delante del Señor, confesando "hasta la muerte nos separe" y tan difícil como puede ponerse a veces, lo importante es obedecer lo que Él me ha llamado a hacer.

"Samuel respondió: "¿Qué le agrada más al Señor: que se le ofrezcan *holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros." 1 Samuel 15:22

Ahora es un momento para recordar las promesas que hicimos ante el Señor y a nuestro cónyuge. Dios ha elegido a nosotros para estar en la brecha por aquellos a quienes amamos, no nos cansemos.

"No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos." Gálatas 6:9

"Padre Celestial, recuérdanos las promesas que hicimos delante de ti y danos la fuerza para cumplir lo que hemos prometido a ti y a nuestro cónyuge. Tú eres nuestro Dios fiel, incluso cuando no lo somos. Perdónanos por las veces que hemos estado a punto de darnos por vencidos. Danos una renovada esperanza en saber que Tú vas a terminar lo que has comenzado. Gracias, Padre que escuchas nuestras oraciones y honras los votos que hemos hecho. Para aquellos que están casados, pueden éstos seguir siendo veraces a sus votos, a pesar de sus circunstancias. Que todos los que estamos esperando la restauración de nuestro matrimonio manifestar un voto: Nunca dejar de orar por la salvación de nuestros seres querido. En el nombre de Jesús oramos, Amén. "

"Orarás a Él y te escuchará, y cumplirás tus votos." Job 22:27

Con la promesa de esperar,
Sonia en Texas
Rejoice Marriage Ministries, Inc.
Post Office Box 10548
Pompano Beach, FL 33061 USA
Ministry Web Site - http://rejoiceministries.org
Bookstore - http://rejoiceministries.org/r.php?num=tizwl
Stop Divorce Radio- http://rejoiceministries.org/r.php?num=2bg1e

Traducido por Fernando para Jesús Salva mi Familia, más información en http://jesussalvamifamilia.org/

(Fecha del poste: 10 de Mayo de 2010)
Regreso a Página Principal (Inicio)
 Suscribirse vía lector
Bob Y Charlyne Steinkamp
Bob y Charlyne Steinkamp
Fundadores
Jesús Es la Respuesta Respuestas para algunas de las preguntas que nos hacen más frecuentemente A Charlyne Le Importa Firmes en la Fe Medios Digitales Material en Español
Sitio en inglés

Rejoice Marriage Ministries, Inc.
Post Office Box 10548
Pompano Beach, FL 33061

"Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes." - 1 Pedro 5:7


Sitio en inglés:

Sitio mantenido por los Steinkamps.
Servicios de hosting del sitio y apoyo técnico proporcionado por Netwalker Internet Services.
© 2014 Rejoice Marriage Ministries, Inc. Todos los derechos reservados.