De Pródigo a Pródigo

Mi dulce, dulce pródigo. ¿En qué nos hemos convertido? ¿Qué hemos hecho? Te miro a los ojos y veo tu dolor. También veo a alguien más, pero muy, muy profundo, veo a la persona con la que me casé, está todavía allí. Veo tu dolor. Siento tu dolor. Me culpas por todo. Pareces feliz, enamorado, pasando el mejor momento de tu vida, pero en el fondo veo tu arrepentimiento y tristeza. Hemos hablado sobre si yo hubiera cambiado durante nuestro matrimonio o si lo hubiéramos hecho de una manera distinta, no estaríamos aquí. ¿Por qué no te acabas de ir a casa? Este pródigo formal te está esperando. Estás completamente solo y tomando tus propias decisiones “para una vida mejor.” Eres imprudente, indiferente, endeudado, malo, radical, solo pensando en ti mismo. Solo recuerda, no hay vida mejor sin Cristo. Te diriges hacia la muerte.

De esos deseos nacen los actos pecaminosos, y el pecado, cuando se deja crecer, da a luz la muerte. Santiago 1:15

Yo sé lo que muchos de ustedes están atravesando. Nunca vamos a entender el “¿por qué a mí?” Solo Dios sabe eso. Dios nos conoce mejor que nosotros mismos y El conoce nuestro final. Dios nos quiere uno a uno. El quiere que solo confiemos en El. Nadie entenderá completamente por lo que estás pasando. Solo Dios. Lee la Palabra, oremos por nuestras esposas, oremos el uno por el otro, mira testimonios, mantente ocupado por el Señor. Dios está hablando promesas en nuestras vidas. Por favor, escríbelas.

¿Recuerdas cuando el diablo intentó tentar a Jesús?

Luego el diablo lo llevó a la cima de una montaña muy alta y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria que hay en ellos. “Te daré todo esto,” dijo, “si te arrodillas y me adoras.” Mateo 4:8-9

¿Qué hizo Jesús? Le dijo a Satanás que se fuera de allí. Le dijo que se fuera. El diablo se fue y entonces los ángeles cuidaron de Jesús. Desafortunadamente, nuestros pródigos mordieron el anzuelo. Fueron engañados por el gran engañador y padre de todas las mentiras. Pensamos que podíamos alejarnos de nuestros matrimonios, de nuestros hogares, de nuestras vidas, incluso de Dios. Pensamos que no habría consecuencias para esta decisión. Oh, pero las hay.

“La persona que peque es la que morirá. El hijo no será castigado por los pecados del padre ni el padre será castigado por los pecados del hijo. Los justos serán recompensados por su propia conducta recta y las personas perversas serán castigadas por su propia perversidad.” Ezequiel 18:20

¿Qué dicen los siguientes versos?

“Ahora bien, si los perversos abandonan sus pecados y comienzan a obedecer mis decretos y a hacer lo que es justo y correcto, ciertamente vivirán y no morirán. Todos los pecados pasados serán olvidados y vivirán por las acciones justas que han hecho. ¿Acaso piensan que me agrada ver morir a los perversos?, pregunta el Señor Soberano. ¡Claro que no! Mi deseo es que se aparten de su conducta perversa y vivan.” Ezequiel 18:21-23

¡Guao! Hay esperanza para nuestros pródigos. Una vez yo fui un pródigo también. No, esto no es mi testimonio, pero necesito que todos ustedes escuchen eso. ¡ELLOS NO ESTÁN FELICES! ¡ES TODO UNA MENTIRA! Yo pensaba que podía engañar a todo el mundo, viviendo una doble vida, viviendo en adulterio. Todo, una gran mentira.

Solo recuerda que Dios está en control. Nunca, jamás te rindas. Siempre párate. Nuestras generaciones, nuestras esposas pródigas, y más importantemente, nuestra salvación eterna depende de esto. Mi ahora – esposa pródiga oró por mí para que me volviera a Cristo. Dios me estuvo llamando para que me volviera a El, pero lo rechacé. Ahora, Dios está llamando a mi pródiga para que se vuelva a El. Dile al diablo que se vaya, así como lo hizo Jesús. El enemigo SE va a ir en el Nombre de Jesús.

Y ahora, que el Dios de paz quien levantó de entre los muertos a nuestro Señor Jesús, el gran Pastor de las ovejas, y que ratificó un pacto eterno con su sangre los capacite con todo lo que necesiten para hacer su voluntad. Que él produzca en ustedes, mediante el poder de Jesucristo, todo lo bueno que a él le agrada. ¡A él sea toda la gloria por siempre y para siempre! Amén. Hebreos 13:20-21

Dios está trabajando. ¿Estás listo para el regreso de tu esposa a Dios y a tu casa? Yo sí.

Jesse en Arizona

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.