“Dios, Cambia a Mi Cónyuge”

El mensaje de hoy es de Bob quien era un pródigo que regresó a su casa y se volvió a casar conmigo por 23 años adicionales, antes de que el Señor se lo llevara al Cielo. Bob escribió 19 libros desde la perspectiva de un pródigo por más de dos décadas después de nuestro divorcio y segundas nupcias. – Charlyne

Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo y llegar a ser uno con él. Ya no me apoyo en mi propia justicia por medio de obedecer la ley, más bien, llego a ser justo por medio de la fe en Cristo. Pues la forma en que Dios nos hace justos delante de él se basa en la fe.   Filipenses 3:7-9 

El sábado en la mañana yo estaba leyendo el correo electrónico de la noche, cuando uno llamó mi atención. La stander comenzaba su mensaje, “Hoy, Dios abrió mis ojos.”  Esas cinco palabras de repente llamaron mi plena atención. Lo que le había ocurrido a esta esposa fue exactamente la experiencia por la cual Charlyne y yo oramos, para que cada hombre y mujer encuentre esto, ya que están tratando de buscar la restauración de su matrimonio. Una persona más ha sido tocada para hacer las cosas a la manera de Dios y no a la manera del mundo.

Después de leer este breve mensaje, me moví a los otros emails, pero cada uno era distintivamente diferente del primer mensaje. Las diferencias que hicieron que ese email se destacara fueron exactamente las que me trajeron a casa hace más de 25 años. Por favor, déjame explicarte.

Yo fui traído a casa, no por los cambios que Dios hizo en mi vida, porque ellos sucedieron después de los hechos. Yo comencé a mirar hacia casa, primero por la crítica, después por curiosidad, y finalmente por convicción, debido a la sinceridad, cambios verdaderos que presencié y escuché a través de mis hijos. Estos cambios tuvieron lugar en la vida y en el corazón de mi esposa.

Yo sé ahora, habiendo leído los diarios de Charlyne de aquellos días, que ella estaba orando y ayunando por cambios en mi vida. Pero incluso más maravilloso, mi esposa estaba permitiéndole a Dios que hiciera cambios en ella en cada área.

Por favor, no pienses que estoy disminuyendo la importancia de la oración de ninguna manera, pero, ¿Qué es lo que más va a llamar la atención de un cónyuge pródigo pecador para tocar su corazón? ¿Conocer sus pecados que han sido puestos al descubierto en 28 listas de oración en línea, o presenciar los cambios reales que tienen lugar en el corazón de su cónyuge de una sola carne?

La mayor parte de nuestro correo electrónico, en especial las peticiones de oración, tratan acerca del cambio que el stander está pidiéndole a Dios que haga en la vida de su cónyuge pródigo. Es raro recibir un mensaje donde un hombre o una mujer, está pidiéndole a Dios que los cambie a ellos primero. El número de mensajes que recibimos en la que alguien está alabando a Dios por la apertura de sus ojos no es tan común.

Aparte de la primera referencia pidiendo oración, muchas de las peticiones de oración que recibimos no mencionan a Dios ni a la obra del Espíritu Santo. Incluso cuando las fallas de su pareja se comparten libremente, cualquier referencia de cómo el escritor necesita a Dios para trabajar en su propia vida están ausentes. ¿Qué decía el viejo dicho de que le toma a dos para bailar un tango?

¿Cuál es el primer paso en la restauración del matrimonio? El stander debe pedirle a Dios para invertir literalmente al revés, y que le revele y exponga todo lo que el Señor desea cambiar en cada área de su ser. Ciertamente el stander ora y ayuna para su cónyuge pródigo, pero el foco, el área principal de preocupación se transfieren de “el” a “mí.” Permítele a Dios que trabaje en tu vida y entrégale a El la responsabilidad por tu pródigo cónyuge.

Nada, absolutamente nada, va a atraer la atención de tu pródigo cónyuge como el Espíritu Santo siendo permitido a trabajar en tu vida. El punto de inicio para que esto ocurra es el perdón. Una vez tu hayas comenzado el día a día el proceso del perdón a tu cónyuge, no va a haber mucho qué colocar en un email como petición de oración, porque no van a quedar muchos fallos ya.

Charlyne tenía ciento un razones para odiarme, comenzando con el adulterio y el abuso, y continuando a través del alfabeto. Sin embargo, ella decidió que me perdonaba, por todo el pasado, así como el futuro. El día que me llamó pidiéndome que la perdonara por su parte en nuestro fracaso en el matrimonio, era sólo el comienzo de los cambios que iba a observar en la mujer con la cual me había casado hacia 19 años antes.

“Si perdonas a los que pecan contra ti, tu Padre celestial te perdonará a ti; pero si te niegas a perdonar a los demás, tu Padre no perdonará tus pecados.”  Mateo 6:14-15 

Antes de que intentes ejecutar una obra de teatro del libro de jugadas de mi esposa y tantear, ten en cuenta que no hay nada que nosotros los pródigos podamos detectar más rápido que los gritos de perdón que sólo están a flor de piel o de una relación con Cristo que se dice o vive de palabras, pero no en los hechos. Si tu intentas hacer pequeños ajustes en tu vida, con la intención de que tu pródigo los tome de corazón, la causa de la restauración de tu matrimonio se verá gravemente dañada.

No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Ámense los unos a los otros con afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente.  Romanos 12:9-10 

¿Porqué quisiera alguien desear una relación superficial con Cristo o hacer algo menos que perdonar desde el corazón con toda sinceridad?

Por favor, permítele a Dios cambiarte a ti primero. Entonces, El va a cambiar a tu cónyuge pródigo y otro matrimonio más va a ir camino de la restauración. Garantizado, podrá ser lento, con muchos desvíos a lo largo del camino, pero, gracias a Dios estás en el camino correcto.

No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que ya haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo. No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro solo en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera, para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús.  Filipenses 3:12-14

Que Dios te bendiga,

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.