¿Estás Batallando Contra la Desesperación? – Parte 2

Cuando Acab llegó a su casa, le contó a Jezabel todo lo que Elías había hecho, incluso la manera en que había matado a todos los profetas de Baal. Entonces Jezabel le mandó este mensaje a Elías, “Que los dioses me hieran e incluso me maten si mañana a esta hora yo no te he matado, así como tú los mataste a ellos.”  Elías tuvo miedo y huyó para salvar su vida. Se fue a Beerseba, una ciudad de Judá, y dejó allí a su sirviente. Luego siguió solo todo el día hasta llegar al desierto. Se sentó bajo un solitario árbol de retama y pidió morirse, “Basta ya, Señor; quítame la vida, porque no soy mejor que mis antepasados que ya murieron.”  Entonces se acostó y durmió debajo del árbol. Mientras dormía, un ángel lo tocó y le dijo, “¡Levántate y come!”  Elías miró a su alrededor, y cerca de su cabeza había un poco de pan horneado sobre piedras calientes y un jarro de agua. Así que comió y bebió, y volvió a acostarse.  1 Reyes 19:1-6 

Elías retó a 450 profetas del Baal en el Monte Carmelo para escoger entre seguir a Dios o seguir al Baal al pedir fuego del Cielo? Baal no respondió a las muchas oraciones de los profetas, ¡pero Elías oró y Dios sí respondió! Esto resultó en animosidad para un reavivamiento espiritual y terminó con la sequía en la que la nación había estado. Elías usó las armas de la oración y de la fe en Su Dios, y el Señor respondió sus oraciones con poder. ¿Vas a creer que tu Señor hará lo mismo por ti?

Después de esta enorme victoria, Jezabel amenazó con matar a Elías y él permitió que el miedo arropara su vida. ¿Estás caminando en miedo hoy en vez de caminar en fe con el Señor Dios? Elías se sintió como si el estuviera solo y se aisló a el mismo incluso más. ¿No te suena esto a ti?

Elías entró en depresión y tenia pensamientos de deseos de estar muerto debido a sus circunstancias. Se sentía sin esperanza, no tenía energías y estaba batallando con la fatiga. El no podía comer y sus pensamientos no estaban correctos y el solo quería estar solo. Más que todo, el no veía esperanza por su futuro. ¡El había perdido la fe en Dios! ¿Te identificas? Todos nosotros hemos estado allí al menos una vez en nuestra vida.

Pues bien, les suplico ahora, para que cuando vaya, no tenga que ser atrevido con los que piensan que actuamos con intenciones humanas. Somos humanos, pero no luchamos como lo hacen los humanos. Usamos las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del razonamiento humano y para destruir argumentos falsos. Destruimos todo obstáculo de arrogancia que impide que la gente conozca a Dios. Capturamos los pensamientos rebeldes y enseñamos a las personas a obedecer a Cristo. 2 Corintios 10:2-5 

¿Qué dice la Biblia sobre el plan de Dios para ti? 

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes,” dice el Señor. “Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. En esos días, cuando oren, los escucharé. Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme.”  Jeremías 29:11-13

¿Qué sucedió con Elías después de tan gran victoria con el Señor? Elías había permitido que el miedo, la ansiedad y la soledad controlaran sus emociones y sentimientos, causándole depresión.

El Señor no quería que Elías se quedara en esa depresión. Dios quería liberarlo así que envió al ángel a alimentarlo y a fortalecerlo. Deseo que aprendas lo que el Señor hizo con Elías para que tomes cuidado de ti mismo en este tiempo de dificultad en tu vida. Dos veces Dios le dijo a Elías que ganara sus fuerzas al comer, beber y descansar.

Permite que tu Señor te revele Su presencia a ti. Yo sé por experiencia personal que el Señor nunca te fallará.

Permíteme compartir una escritura poderosa que puedes leer en 1 Reyes 19, de como el Señor le ministró a Elías cuando el se sintió vencido y deprimido. 

Entonces se levantó, comió y bebió, y la comida le dio fuerza suficiente para viajar durante cuarenta días y cuarenta noches hasta llegar al monte Sinaí, la montaña de Dios. Allí llegó a una cueva, donde pasó la noche. Entonces el Señor le dijo a Elías, “¿Qué haces aquí, Elías?” “He servido con gran celo al Señor Dios Todopoderoso,” respondió Elías; “pero el pueblo de Israel ha roto su pacto contigo, derribó tus altares y mató a cada uno de tus profetas. Yo soy el único que queda con vida, y ahora me buscan para matarme a mí también.” El Señor le dijo, “Sal y ponte de pie delante de mí, en la montaña.” Mientras Elías estaba de pie allí, el Señor pasó, y un viento fuerte e impetuoso azotó la montaña. La ráfaga fue tan tremenda que las rocas se aflojaron, pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto, pero el Señor no estaba en el terremoto. Pasado el terremoto hubo un incendio, pero el Señor no estaba en el incendio. Y después del incendio hubo un suave susurro. Cuando Elías lo oyó, se cubrió la cara con su manto, salió y se paró a la entrada de la cueva. Entonces una voz le dijo, “¿Qué haces aquí, Elías?”  1 Reyes 19:8-13 

¡Pasa tiempo con el Señor y busca escuchar Su suave voz! ¡Dios sí habla!

Clic aquí para leer la parte 1 de este devocional.

Que Dios le bendiga,

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.