No Pierdas Tus Palabras

Entonces el Señor respondió: “Escribe mi revelación con claridad en tablas para que un corredor pueda llevar a otros mi mensaje. La visión tardará aún un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espera, porque sin duda vendrá y no se tardará.” Habacuc 2:2

“Que trabajo tan increíble tienen ustedes,” dijeron ellos, “escribiendo estos mensajes diarios a los standers.” Sí, es un trabajo impresionante, pero es también una enorme responsabilidad. El Señor frecuentemente siembra temas en uno o ambos de nosotros que conllevan otras responsabilidades ministeriales. (Tu no podrás creer que tan frecuentemente ambos tenemos el mismo tema en mente, siendo una sola carne). Muy a menudo, Charlyne o yo nos sentamos frente a una pantalla en blanco de una computadora y preguntamos: “Señor, ¿Qué vamos a compartir para mañana? Hemos estado haciendo esto por años, y nuestro Dios nunca nos ha fallado en proveernos un tema.

Casi diariamente, un suscriptor nos escribe de vuelta y nos reporta, “Eso es exactamente lo que yo necesitaba escuchar hoy.” Entonces nosotros realizamos que el Señor no dio ese mensaje para una persona específica en particular y simplemente copiamos el correo electrónico a unos pocos miles de otras personas.

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que escuchaste a Dios? Muy a menudo tenemos al Espíritu Santo en competencia con la televisión, la radio en el coche, la prensa y cientos de otras cosas para nuestra atención.

Y entonces decir “Yo no puedo escuchar a Dios.”

¿Estás realmente escuchando con tus pecados confesados y un corazón expectante, sentado en silencio delante de Él?

Si nuestro Señor Jesucristo en la carne fuera a caminar a tu lado ahora mismo, ¿Qué tu harías? Yo sospecho que ninguno estaría demandando saber cuándo su pródigo volverá a su casa. Estaríamos cada uno inclinados en silencio, escuchando lo que Él estaba a punto de decirnos. Si tú eres un cristiano, tú tienes al Espíritu Santo contigo en cada momento, entonces ¿Por qué no lo estas escuchando?

Charlyne y yo queremos compartir contigo una llave para escuchar a Dios. Esta se encuentra en el diario, o escribiendo los pensamientos durante tu tiempo en silencio con Dios. Como ya hemos compartido antes, cuando estábamos divorciados y Charlyne estaba parada en la brecha, ella no podía gastar en muchos materiales. Ella tenía su Biblia, un cuaderno mimeografiado, un par de cintas y su diario. Con sólo eso, ella oró por mí.

¿Qué es un diario? Puede ser un cuaderno de un dólar. Mi esposa usaba cuadernos de taquigrafía. Tu diario puede convertirse en tu mejor amigo. Puedes escribir ahí tus heridas, tus miedos, tus peticiones, tus oraciones respondidas, tus alabanzas a Dios y mucho más. Tu puedes escribir incluso tus preguntas a Dios. Tu diario nunca te va a traicionar repitiendo tus confidencias de lo que has escrito.

Debajo de la cama donde dormimos hay una caja de plástico grande. Dentro de ella hay un material limitado de su tiempo parada en la brecha orando por nuestro matrimonio y algunas cartas que yo le escribí a mis hijos cuando no estaba viviendo en la casa y un paquete de esos cuadernos de taquigrafía, todos llenos con pensamientos de heridas, pero de una esposa esperanzada. Contenían además escrituras especiales y otras palabras que el Señor le dio a ella.

Yo no sabía nada acerca de su diario, incluso después de que nos habíamos vuelto a casar. Algunos años más tarde, en lo que estábamos trabajando en la habitación juntos, uno de nosotros jaló la caja afuera. El tiempo fue exacto para Charlyne permitirme leer lo que ella había escrito diariamente por dos años. Tú no puedes imaginarte como las palabras de mi esposa me tocaron.

El deseo natural de los standers puede verse a diario en el internet. Algunos sitios de estos standers muestran reportes, oraciones, peticiones de oración, salas de chat y lo que puede estar mal etiquetado como “informes de alabanzas,” pero en realidad no son más que necesidades de corazones heridos expresados por ellos. El mundo no necesita conocer cada falso comienzo que tu cónyuge pródigo haga de camino de regreso a casa, porque los tropiezos son parte de la restauración. Publicando detalles gráficos obstaculizarán, no ayudarán, a la restauración de tu matrimonio hecha por Dios.

El amor es paciente, el amor es bondadoso. No tiene envidia, no es jactancioso, no se envanece. No es grosero, no es egoísta. No se irrita, ni guarda rencor. 1 Corintios 13:4-5

Miremos por adelantado cinco años. Tú y la persona por la cual estás ahora luchando tienen un matrimonio restaurado. Juntos están pintando la habitación, cuando una caja llena de polvo es descubierta. ¿Qué sería lo mejor para tu matrimonio? ¿Diario tras diario de los clamores de tu corazón a Dios, o páginas impresas de un sitio web, de ti contándole al mundo entero lo que tu cónyuge hizo, dijo o sintió?

Aunque Charlyne desanima a la gente de hacerlo, muchas personas paradas en la brecha quieren hacer exactamente lo que ella hizo durante su parada. Mal, mal, mal porque tú necesitas estar haciendo lo que el Señor te diga que hagas y no copiando a otra persona. Una forma que ella y yo animamos que hagas como Charlyne es llevando un diario. Tener un diario nunca ayudó a nadie, pero escribir en él seguro lo hace.

Una vez tengas un cuaderno, tómalo con tu Biblia y vete a un lugar tranquilo. Vas a saber cómo nosotros nos sentimos cada día cuando estés frente a esa primera página en blanco. Comienza a orar y a leer tu Biblia, escribiendo lo que está pasando (o lo que no está pasando) en tu vida, tus súplicas a Dios, tus miedos, tus esperanzas y lo mejor de todo, las promesas que el Espíritu Santo proveerá de la Palabra de Dios. Si tu pareja te ha herido ese día, escríbelo ahí entre tú y Dios sólo por ahora, en lugar de transmitírselo al mundo.

“Esto es lo que el Señor, el Dios de Israel dice: ‘Escribe en un libro todas las palabras que yo te he hablado.’” Jeremías 30:2

En algún momento en el futuro, cuando estés teniendo un día difícil, sintiendo que nada está pasando, puedes mirar atrás a los escritos anteriores en tu diario. Te vas a sorprender de donde el Señor te ha traído. Asegúrate de mantener tu diario en un lugar privado y recuerda, los pródigos sí regresan a casa, así que mantén los diarios llenos. El Espíritu Santo te va a dar el momento adecuado para que tú puedas compartirlo con tu cónyuge. Puedo prometerte que el libro que estás escribiendo, llamado diario, tocará a tu cónyuge.

Nuestra página del Martes está casi llena. Ahora es tu turno de llenar tu página de hoy en tu diario, con todos los detalles de lo que le pedimos al Señor, es un emocionante caminar diario con Jesucristo hacia una familia sanada.

Me acordaré de las obras del Señor; sí, me acordaré de tus milagros de tiempos pasados. Meditaré en todas tus obras y consideraré todas tus hazañas. Tus caminos, oh Dios, son santos. ¿Qué dios es tan grande como nuestro Dios? Tú eres el Dios que haces maravillas; tú muestras tu poder entre los pueblos. Salmos 77:11-14

Porque Él vive,

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.