Nosotros Somos Agradecidos

Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben su nombre. Pues el Señor es bueno. Su amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación. Salmo 100:4-5

Agradecimiento no es una palaba que la mayoría de las personas pudieran asociar con nosotros ya que estamos parados y orando por nuestros seres queridos y matrimonios. Aquellos que no entienden dicen, “¿Porqué cosa en el mundo puede hacer que El o ELLA se sienta agradecido?” Pero para nosotros, estar agradecidos es una gran parte de nuestra relación con Jesucristo. Esto incluso nos desconcierta algunas veces, ¿no? ¿Cómo podemos sentirnos agradecidos en medio de esta crisis? ¿Cómo podemos estar alegres cuando nuestro corazón está partido en dos? ¿Cómo podemos ser agradecidos por las circunstancias en las que nos encontramos?

Y aún así lo estamos. Ya sea que nuestra parada haya sido corta o larga, o que el camino haya sido claro o rocoso, o que el camino ha sido derecho o errante, nosotros estamos agradecidos, porque El que camina a nuestro lado. Piensa sobre cuantas veces el Señor ha sido tu proveedor, consolador, refugio o fortaleza.

Piensa en todas las respuestas a oraciones que tu has recibido. Esa persona agradable que se detuvo a ayudarte a cambiar una goma. El cheque que llegó en el correo justo cuando tu no sabías como ibas a poder salir adelante. Ese amigo que te llamó fuera de la nada porque estaba pensando en ti justo cuanto estabas sintiendo que no podías dar un paso más. Esa sanación que llegó cuando los doctores dijeron que no iba a suceder. La paz que te envuelve en días especiales y en circunstancias difíciles cuando nadie pudiera entender como lo lograste. Sí, por todas esas cosas nosotros estamos agradecidos.

Pero más importantemente, estamos agradecidos porque el Señor nos ha redimido, nos ha salvado, nos ama y nos ha escogido para pararnos en la brecha y orar por los seres que amamos. Con el ánimo de Su Palabra y con la fuerza de Sus promesas, nosotros continuamos caminando. No es un camino fácil y muchos no entienden porqué nosotros hemos escogido este camino. Pero estamos agradecidos de que, a pesar de que nosotros nos tropezamos o fallamos, incluso cuando tomamos caminos de desvíos, incluso cuando somos infieles, El se muestra a Si mismo fiel a nosotros.

Mantengámonos firmes sin titubear en la esperanza que afirmamos, porque se puede confiar en que Dios cumplirá su promesa. Hebreos 10:23

El Señor siempre cumple sus promesas; es bondadoso en todo lo que hace. El Señor ayuda a los caídos y levanta a los que están agobiados por sus cargas. Salmo 145:13b-14

Mientras se acerca el Día de Acción de Gracias una vez más este año, recordemos todas las cosas por las que estamos agradecidos. Estar agradecidos no es solo un día del calendario o una época del año. Dar gracias es una forma de vida, una actitud, un compromiso que hacemos para alabar a nuestro Señor y Rey cada día, sin importar las circunstancias. Esto vive en nuestros corazones y aparece en nuestras oraciones. Habita en nuestras alabanzas e ilumina nuestro camino. Se demuestra en nuestro amor incondicional y se celebra en nuestro perdón. Es nuestro camino hacia la paz.

Estén siempre llenos de alegría en el Señor. Lo repito, ¡alégrense! Que todo el mundo vea que son considerados en todo lo que hacen. Recuerden que el Señor vuelve pronto. No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús. Filipenses 4:4-7

Necesitamos vivir en un espíritu de gratitud cada día de nuestras vidas. Un corazón agradecido que plazca a Dios. Tanto como El desea darnos cosas buenas, El también desea escuchar nuestras gracias. Nosotros somos agradecidos por la esperanza conque El siempre nos llama y por la oportunidad de comunión con El en oración. Somos agradecidos por las personas que El ha puesto en nuestras vidas para darnos soporte y ánimo. Le damos gracias a El por las experiencias en la cima de la montaña y la fuerza para caminar por los valles. Estamos agradecidos de que El esté más que dispuesto a llevar nuestra pesada carga cuando la carga se vuelve demasiado para nosotros.

Un corazón de gratitud puede no siempre ser una cosa fácil de llegar, especialmente cuando estamos rodeados de escépticos o nos ahogamos en circunstancias. Pero se puede cultivar. El Señor nos dijo en 1 Tesalonicenses 5:16-18 “Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.” Y estar agradecidos es atrapante. Cuando vives con una actitud agradecida, no puedes evitar afectar a los que te rodean. Ser agradecido es contagioso y es algo que deberíamos estar felices de compartir.

Abba Padre, venimos ante Ti hoy y todos los días con acción de gracias y alabanzas. Te has mostrado fiel a nosotros una y otra vez. Eres nuestro bendito protector, defensor, refugio, y fortaleza. Eres nuestra fuente de consuelo. Cuando el mundo que nos rodea se desmorona, estás allí con ánimo y promesas. Estamos agradecidos por la tarea que nos has encomendado y oramos para que podamos ser buenos administradores de todo con lo que nos has bendecido. Con acción de gracias en nuestros corazones y alabanzas en nuestros labios, nos inclinamos ante Ti. En el nombre de Jesús. Amén.

Kim en Nebraska

Una Stander en Nebraska

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.