Recuerda Los Beneficios De Dios

Alaba, alma mía, al Señor; alabe todo mi ser su santo nombre. Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión. Salmo 103:1-4

Si tienes un trabajo probablemente puedes enumerar los beneficios que te ofrece. Puede que tengas beneficios de tiempo de enfermedad, vacaciones pagadas, y días de fiesta pagados. Cada vez que alguien va a una entrevista de trabajo una de las cosas que se discuten son los beneficios que ofrece el trabajo.

¿Conoces los beneficios de Dios como un hijo de Él? Puede que no te sientas amada y estés abrumada por todas tus circunstancias, o tal vez te sientes derrotada y desesperada. Hoy, quiero darte ánimo. ¡Si eres hija de Dios, eres amada por el Señor y sus beneficios son impresionantes! Él es tu Salvador, tu Sanador, tu Redentor, y el mejor consejero que te puedas imaginar.

Cuando te arrepientes de tus pecados y le entregas tu vida a Jesús, Él te está dando el beneficio de la vida eterna. ¿Has tomado esa decisión en tu vida? ¿¿Te has arrepentido y has decidido vivir un estilo de vida semejante a Cristo, creciendo en el Señor cada día? Cuando recibes el perdón de tus pecados, recibes el regalo más importante que puedas recibir por parte de Dios, tu vida eterna.

Cuando ustedes eran esclavos del pecado, estaban libres del dominio de la justicia. ¿Qué fruto cosechaban entonces? ¡Cosas que ahora los avergüenzan y que conducen a la muerte! Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:20-23 

Una de las principales razones por las que comencé a orar por Bob era para que él entregase de nuevo su vida al Señor. Yo no quería que Bob sufriera las consecuencias de vivir en el pecado. Yo espero que el Espíritu Santo ya te haya revelado escrituras diferentes sobre el costo de la desobediencia y te sientas preocupada por tu cónyuge.

“Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras.” Jeremías 17:10

Uno de los beneficios de conocer al Señor es el poder exhibir Su amor ágape, y un amor incondicional hacia tu conyugue. La restauración del matrimonio comienza cuando uno de los cónyuges empieza a orar para que el corazón endurecido de su cónyuge sea tocado y suavizado, para que sean capaces de escuchar la voz del Señor y ver las verdades de Dios. El rencor es un pecado y es el problema que pueda estar bloqueando las respuestas a tus oraciones. 

“Porque, si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero, si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.” Mateo 6:14-15

Tú puedes decir que no quieres en tu casa a tu cónyuge de la manera que está actuando en estos momentos. Yo te entiendo. Ora por una transformación del corazón. Recuerda, ellos están cegados y engañados por el enemigo. Las personas son rescatadas y liberadas de su naturaleza pecaminosa cada día. ¡Nada es imposible para tu Señor!

“Yo les daré un corazón íntegro, y pondré en ellos un espíritu renovado. Les arrancaré el corazón de piedra que ahora tienen, y pondré en ellos un corazón de carne, para que cumplan mis decretos y pongan en práctica mis leyes. Entonces ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios.” Ezequiel 11:19-20

Nunca olvides el beneficio de tu salvación con el Señor Jesucristo, quien pagó el precio con su sangre derramada en la cruz por todos los pecadores. ¿Oraras fervientemente por la salvación de tu precioso esposo o esposa? Utiliza nuestro recursos gratis y personaliza algunas escrituras como en este devocional y ¡ora para que haya un avance espiritual en la salvación de tu cónyuge, repentinamente!

“Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados,” les contestó Pedro, “y recibirán el don del Espíritu Santo. En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los extranjeros, es decir, para todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios quiera llamar.” Hechos 2:38-39

Que Dios le bendiga,

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.