Su Gracia Es Suficiente En Tus Pruebas

Aun cuando he recibido de Dios revelaciones tan maravillosas. Así que, para impedir que me volviera orgulloso, se me dio una espina en mi carne, un mensajero de Satanás para atormentarme e impedir que me volviera orgulloso.  En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara.  Cada vez él me dijo, “Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad.” Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. Es por esto que me deleito en mis debilidades, y en los insultos, en privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo. Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte.  2 Corintios 12:7-10 

En este pasaje, Pablo está hablando sobre la espina en su carne. La Biblia nunca nos cuenta exactamente cual era la espina. Este pasaje nos cuenta que Pablo rogó al Señor para que le removiera la espina, pero El no lo hizo. ¿Cuál dirías tú que es la espina en tu vida? ¿Le has rogado al Señor para que El la remueva? ¿Qué si nosotros no necesitamos que el Señor remueva la espina, pero, como Pablo, necesitamos Su gracia para ayudarnos a soportarla? ¿Podría ser esa espina realmente una bendición?

Puede ser fácil quejarse de que la vida no es fácil. En la Biblia podemos ver muchas personas que enfrentaron cosas que no parecían justas.

Cuando tu vida va pasando sin ningún conflicto, ¿eres dependiente del Señor o te encuentras a ti mismo dependiendo de tus propias fuerzas? Nuestro Salvador quiere que nosotros dependamos de El. Esto fue lo que Pablo hizo y como el pudo decir…

Es por esto que me deleito en mis debilidades, y en los insultos, en privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo. Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte.  2 Corintios 12:10 

Yo puedo pensar de algunas cuantas espinas de las que hubiese deseado prescindir en los últimos años. He tenido algunas espinas que parecen tirar y tirar de mi piel, haciéndome sentir como si alguien estuviera vertiendo peróxido en una herida abierta. Cuando era adolescente, sentí que yo era la causa del divorcio de mis padres, “Ay, la espina está tirando.”

Como una joven pareja casada, mi esposo y yo enfrentamos más de dos años de infertilidad: “El dolor de la espina es demasiado.” Nos hemos enfrentado a la pérdida de empleos, presiones financieras, la muerte de un niño, la constatación de que otro niño tiene problemas médicos graves. Mi súplica era a menudo: “Señor, no puedo soportar el dolor, por favor quítame la espina.” ¿Su respuesta? “Mi gracia es suficiente…”

A través de todas estas circunstancias, hemos orado para que el Señor use estas situaciones para Su gloria. También, ha habido oraciones de súplica, mezcladas con algunos buenos gemidos a la antigua, para que el Señor simplemente nos muestre la solución rápida para que el dolor se detenga.

Cada vez tengo un día donde la espina parece estar tirando mi piel, el Señor me recuerda de Su gracia y de cómo El me ha transformado a mi a través de estas pruebas.

¿Cuál es tu espina? ¿Es tu matrimonio? ¿Es tu parada? ¿Es tu falta de trabajo? ¿Es el miedo al mañana? ¿Está tu piel estirada de las espinas tirando a tu cuerpo? ¿Has visto bendiciones en tus pruebas? ¿Te has acercado más al Señor? ¿Te has apoyado completamente en El para satisfacer tus necesidades? ¿Has podido mostrarle a tu cónyuge el amor de Cristo, incluso en las situaciones malas? ¿Puedes decir que Su gracia es suficiente?

Nuestro objetivo debe ser glorificar a Cristo y llegar a ser más como El. En mi vida, sé que, si no hubiera tenido las espinas, no habría recibido las bendiciones que vinieron como resultado de esas espinas. Estoy hablando de bendiciones que son mucho más valiosas que los rubíes y el oro. Hubo algunos años de adolescencia que fueron menos que agradables, ya que viví la vida como una hija del divorcio. Nunca esperé poder volver a amar y a confiar en mi padre, mucho menos, trabajar en el ministerio con el. El Señor usó ese tiempo en mi vida para ayudarme a depender de El para estar preparada para lo que estaba por delante. El Señor me ha mostrado una y otra vez que El convertirá mi dolor en alegría.

¡Nuestro Señor es suficiente! El puede sanar tu corazón roto y darte un nuevo amor por El y Su Palabra. Pídele que te ayude a ver lo que El está haciendo a través de las espinas que está permitiendo en tu vida. Si te enfocas en El, estoy segura de que encontrarás Sus bendiciones alrededor. ¡Su gracia es suficiente!

Hoy te reto a que leas sobre Pablo y su ministerio en 2 Corintios. El soportó tanto. Sin embargo, Pablo confió en el Señor, proclamando en el versículo 9 que, “me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.

¡Cuando somos débiles, El nos hace fuertes!

Señor, muéstranos Tu misericordia y fortaleza en estos días caóticos.

Que Dios le bendiga, 

 

¿Quieres recibir un Charlyne Le Importa directamente a tu buzón de entrada? ¡Suscríbete abajo!
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Get Charlyne’s Free Teaching:

The Path To Marriage Restoration​

This teaching is Charlyne’s introduction to “How To Stand & Fight For Your Marriage!” Charlyne’s goal is to teach you, a stander, or someone you know with marriage problems, the path to marriage restoration that she has learned over the past twenty-five years.